¿Qué es el ciclo del agua o ciclo hídrico?

El agua es un elemento de la naturaleza esencial para la vida en el planeta tierra que está compuesto por dos átomos de hidrógeno y un átomo de oxígeno. Se encuentra en prácticamente todo aquello que conocemos: ríos, grandes océanos, nubes, seres vivos y más, ya que forma parte primordial del medio ambiente.

El agua pasa por diferentes estados en los cuales transforma su apariencia física y se traslada por el medio ambiente.

A esta especie de recorrido se le conoce como ciclo hídrico o ciclo del agua.

¿Qué es el ciclo del agua o ciclo hídrico?

Evaporación

El primer paso del ciclo que cumple el agua es la evaporación. Esto sucede cuando los rayos solares hacen contacto con el líquido y aumentan su temperatura hasta el punto de ebullición, que se encuentra a unos 100° grados aproximadamente.

Esto provoca que el agua caliente cambie su estado y se transforme en vapor de agua.

Este vapor es mucho menos denso que el agua líquida, por ende, se eleva fácilmente hasta la atmósfera de nuestro planeta, donde se va acumulando lentamente hasta formar nubes en donde el agua se condensa.

Precipitaciones

Una vez que el agua llega en forma de vapor a nuestra atmósfera, la misma irá descendiendo en temperatura.

Las temperaturas más frías harán que el vapor se acumule hasta condensarse, momento en el que se transforma nuevamente a su estado líquido en forma de gotas.

Esas gotas luego caerán nuevamente en forma de lluvia hacia la superficie de la tierra debido a su peso, causando precipitaciones.

Si la temperatura es demasiado baja, el agua se congelará, pasando a un estado sólido que creará precipitaciones de nieve o granizo.

Infiltración

El agua que regresa a la tierra por medio de las precipitaciones nuevamente en estado líquido se une a las grandes masas de agua que se encuentran en la tierra, como los mares y ríos, trasladándose con las corrientes y mareas para así hidratar a las plantas y animales.

Parte de esta agua es absorbida por la tierra y otra parte vuelve a evaporarse, para comenzar el ciclo nuevamente.

Aprende más sobre el ciclo del agua